Nunca puede resolverse un problema en el mismo nivel deconocimiento en el que ha sido creado. Albert Einstein

Periódico ABC

Última Hora
  1. Merkel había dado de plazo, a modo de ultimátum, las seis de la tarde de ayer. Plazo que fue de nuevo prorrogado hasta bien entrada esta madrugada, cuando el Partido Liberal (FPD) anunciaba que interrumpía las conversaciones en marcha desde hace cinco semanas y abandonaba la mesa de diálogo por considerar que no era posible «llegar a un acuerdo en temas fundamentales», según el presidente de los liberales, Christian Lindner. Después de muchas horas encerrados en la sede de la representación de Baden-Württenberg en Berlín, el acuerdo entre el bloque conservador, los Verdes y el FPD no fue posible y el panorama se le complica a la canciller, Angela Merkel, en la formación de una coalición de gobierno. Ante el evidente bloqueo de las negociaciones en las que Merkel trataba de formar una coalición, el presidente de Alemania, el socialdemócrata Frank-Walter Steinmeier, había hecho unas declaraciones a primera hora de ayer en las que pedía a los partidos implicados «evitar la convocatoria de nuevas elecciones», pero el capítulo referente a inmigración y asilo se ha enquistado entre los miembros de la denominada Coalición Jamaica y la posibilidad de una repetición de las elecciones cobraba fuerza esta pasada madrugada. Sin embargo, unos nuevos comicios, según todos los sondeos, ofrecerían un resultado sin apenas diferencias respecto a las elecciones del pasado 24 de septiembre. Solo en las últimas 48 horas habían sido presentadas hasta cinco propuestas diferentes sobre el punto más conflictivo: el derecho de reagrupación familiar de los refugiados que han obtenido el estatus de asilo en Alemania. En cada propuesta se establecían una serie de restricciones, con diferentes grados de dificultad, pero sobre ninguna de ellas ha habido acuerdo y todas las partes culpan a la contraria de inmovilismo. La figura más «antipática» presente en las negociaciones es Horst Seehofer, el presidente de Baviera y del partido hermano de la CDU de Merkel, la Unión Socialcristiana (CSU), que una vez tras otra ha rechazado las posibilidades de consenso que ofrecían el resto de los partidos. Caminando en círculo Tras una reunión de cada partido por separado, todos decidieron anoche volver a la mesa en un último intento por salvar la Coalición Jamaica que, de fructificar, habría dado como fruto un borrador provisional del acuerdo de gobierno sobre el que habría que seguir negociando detalles antes de someterlo a votación a las distintas bases. «Llevamos semanas caminando en círculo, esto solo lo soluciona una reunión de los cuatro jefes de los partidos a solas», dijo anoche el vicepresidente de los liberales, Wolfgang Kubicki: «Se han quedado los jefes y hemos salido los indios». No dio resultado.
  2. La agencia de noticias soviética Nóvosti era el megáfono mundial de la propaganda del régimen comunista de la URSS. A diferencia de TASS, que era mucho más sobria, rigurosa y oficialista, Nóvosti pretendía seducir al público de Occidente divulgando una imagen idílica del paraíso del socialismo real. Trataba de hacerlo, fundamentalmente, no tanto mostrando las bondades del comunismo sino los fallos y contradicciones del capitalismo. Además, las corresponsalías de Nóvosti a lo largo y ancho del planeta solían ser nidos de espías y de agentes del KGB. Lo eran también muchos corresponsales de TASS o de los periódicos Pravda e Izvestia, pero la fama la tenía sobre todo Nóvosti. Otro foco de propaganda soviética era Radio Moscú, uno de cuyos idiomas de emisión sigue siendo el español. Fue uno de los principales azotes contra el franquismo, junto a Radio España Independiente, Radio París o la BBC. Tras la desintegración de la URSS, la agencia pasó a llamarse RIA-Nóvosti. Las tres letras añadidas al principio son las siglas de Agencia de Información de Rusia. Pese a seguir siendo un ente público, se vino a menos con la aparición de serios competidores, Interfax entre ellos. Con el surgimiento de internet los soportes de información digital se multiplicaron, diluyendo todavía más el panorama mediático ruso. El resurgimiento de RIA-Nóvosti llegó de la mano del presidente Vladímir Putin, un auténtico nostálgico de la Unión Soviética, y fue él quien reforzó su componente propagandística y de intromisión en la vida política de otros países. Si durante el régimen comunista el enemigo a batir era el capitalismo, ahora en la Rusia autoritaria de Putin es la «democracia occidental», a la que tachan de «falsa» e «hipócrita». Euroburocracia El pasado jueves, el director del Servició de Inteligencia Exterior de Rusia (SVR), Serguéi Narishkin, dijo en la Academia de Ciencias durante una conferencia, hablando de los dirigentes europeos, que «cuando en Cataluña les incomodaron los resultados del referéndum, la forma superior y más democrática de expresión de la voluntad popular, no sólo se negaron a reconocerlos, sino que además sometieron a los promotores de la votación a represalias de naturaleza política». Según Narishkin, «existe un abismo entre la percepción de la realidad de la euroburocracia y la que tiene la población». «Y vemos que las élites europeas continúan posicionándose como portadores de las esencias democráticas», agregó irónicamente. Del seno de aquella legendaria agencia soviética, llamada ahora Rossiya Segodnia (Rusia Hoy), aunque mantiene su anterior denominación, RIA-Nóvosti, surgió en 2005 el canal internacional 24 horas en inglés Russia Today (RT). En 2007 empezó a emitir en árabe y en 2009 en español. De la misma cantera procede la web multimedia Spútnik (satélite), surgida en 2014, el año de la anexión de Crimea y del comienzo de la guerra en el este de Ucrania con la ayuda rusa a los separatistas de Donbass. Tiene servicio de noticias en varios idiomas, en inglés y español entre ellos, y también la emisora Radio Spútnik, la vieja Radio Moscú. Recientemente se ha hecho eco de una broma sufrida por la ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal, realizada por dos humoristas rusos. Un periodismo «distinto» El director general de todo el conglomerado es el inefable Dmitri Kisiliov, de 63 años, uno de los personajes sancionados por EE.UU. y la Unión Europea por sus diatribas contra la homosexualidad, su agresividad hacia Ucrania y por llamar a reducir EE.UU. a «ceniza nuclear». La responsable de la línea informativa de RIA-Nóvosti, RT y Spútnik es Margarita Simonián, de 37 años, no menos incisiva que Kisiliov y declarada «persona non grata» en Ucrania. Tiene numerosos premios periodísticos y fue corresponsal de guerra en Chechenia. Ambos dicen defender un periodismo «distinto» y «mostrar lo que no muestran otros». Según Kisiliov, «el mundo está cansado de que todo gire en torno a la exclusividad de Estados Unidos». Simonián, por su parte, sostiene que «nuestro objetivo es ofrecer un punto de vista alternativo frente a la línea predominante en los medios occidentales». El grupo mediático que dirigen está presentado a España como un país «autoritario y represor» y a los separatistas catalanes como «héroes que luchan por la libertad de un pueblo».
  3. La Unión Europea parece decidida a dar un paso al frente y plantar cara a los ciberataques que desde hace dos años intentan desestabilizar o poner en jaque con mentiras y falsedades instituciones, partidos o campañas electorales tanto en Europa como en Estados Unidos. El desafío secesionista catalán también está en el punto de mira de esta ciberpropaganda en la que intervienen «hackers» procedentes de Rusia. Mensajes sesgados y noticias falsas tendentes a sembrar la confusión campan a sus anchas con el objetivo de potenciar y agravar las crisis que se producen en Europa. Influir en el «procés» para desestabilizar la democracia y las instituciones españolas es una injerencia constrastada por el Gobierno, tal y como este informó tras el último Consejo de Ministros. El Instituto Nacional de Ciberseguridad de España tiene en su poder documentos que prueban esa injerencia rusa en el «procés» en los que se asegura que la actividad rusa en Cataluña se ha incrementado un 2.000 por ciento en los últimos meses. Todo parece tener su origen en el grupo «Paw Storm», empeñado en acabar con todo lo que suponga una amenaza para los intereses geopolíticos rusos. Ahora, la Unión Europea parece más decidida que nunca a tomar cartas en el asunto convencida de la grave amenaza de estos ciberataques y hoy afrontará esta cuestión en el Consejo de asuntos exteriores, que se celebra hoy lunes. Entre los acuerdos a estudiar está el que un país comunitario que sea víctima de un ataque en sus redes puede exigir ayuda militar a los otros miembros de la UE. De esta manera Europa contempla dar una respuesta de carácter militar a estas agresiones. La OTAN responde Toda esa desinformación digital prosigue su incremento, lo que ha provocado que tome cartas en el asunto el Centro de Excelencia en las Comunicaciones Estratégicas de la OTAN, que tiene como objetivo informar y capacitar a su funcionarios frente a este alarmante fenómeno.
  4. Máxima movilización. Asumiendo que la victoria sobre el bloque independentista solo será posible logrando una movilización sin precedentes del electorado que normalmente se abstiene en unas elecciones autonómicas, los partidos constitucionalistas arrancaron ayer de hecho la campaña para los comicios del 21 de diciembre. Aunque las «plebiscitarias» de 2015 ya tuvieron una participación histórica del 77%, partidos como Ciudadanos, PSC y PPC asumen que solo si se consigue transmitir a su electorado potencial que las autonómicas de diciembre van a ser de nuevo decisivas se podrá vencer al secesionismo y, de paso, enterrar el «proceso». En este contexto, el mensaje que con más o menos matices transmiten estas formaciones es claro: o se vota a formaciones constitucionalistas o el caos va a seguir. Con unas encuestas que les son favorables -la de ABC sin ir más lejos coloca a Cs a escasos 30.000 votos de ganar a ERC en voto absoluto, con un aumento de intención de voto con respecto a 2015 de más de cuatro puntos- el partido naranja trata de transmitir que la victoria es posible. Así lo explicó ayer el presidente de la formación, Albert Rivera, en un acto en Barcelona para presentar las candidaturas. «Estamos preparados para formar una mayoría parlamentaria que nos deje vivir en paz, que no nos señale nunca más. La nueva Cataluña es una Cataluña libre de nacionalismo», apuntó Rivera. Se trata, apuntó el presidente, de «poner fin al nacionalismo y su idea caduca», que definió como «un veneno que puede enfermar a Europa», y acabar con «40 años donde el nacionalismo nos ha marcado la agenda». Candidaturas Ciudadanos vuelve a presentar como cabeza de cartel a la presidenta del partido en Cataluña, Inés Arrimadas, en una candidatura casi con los mismos nombres, aunque con alguna incorporación destacada, como la del politólogo y periodista Ignacio Martín Blanco. Arrimadas, en su intervención ayer, aseguró que frente a un independentismo que ha gobernado en los últimos años solo para una mitad de la población ella pretende gobernar para toda la ciudadanía, incluso para los secesionistas. En opinión de la candidata, debe superarse la etapa del proceso independentista porque, en su opinión, la sociedad no puede aguantarlo cuatro años más: «Los que defendemos la autonomía de Cataluña hemos visto en primera persona cómo se la estaban cargando y estos señores no pueden volver a gobernar». Es por ello que valoró el 21-D como una oportunidad y llamó a una movilización masiva para terminar con el proceso independentista: «Basta ya de hacer una fractura social en Cataluña con los sentimientos, nuestro corazón es tan grande que nos cabe la bandera catalana, la española y la europea y no tenemos ningún problema de espacio». También realizó ayer un acto electoral el PSC, cuyo candidato y primer secretario, Miquel Iceta, trata de cuajar un discurso que, oponiéndose al independentismo, evite el frentismo. Así, los socialistas ven a su partido como un instrumento para «coser y curar las heridas» que se han producido durante esta última legislatura «a cargo de Junts pel Sí». La incorporación a la candidatura de nombres procedentes de diversas corrientes trata de transmitir esa idea: desde un dirigente de Sociedad Civil como Àlex Ramos (militante del partido), a la corriente catalanista que representa Ramon Espadaler o al entorno de Podemos con el ex fiscal anticorrupción Jiménez Villarejo. Sobre esta base, Iceta instó a «darle la vuelta» a la que ha sido «la peor legislatura del Parlament de Cataluña desde 1980» mediante «un espíritu de fraternidad que permitirá superar los errores». Sin querer situarse en el «bloque del 155» -como el independentismo insiste en ubicar a Iceta-, pero tampoco sin querer dar aire al secesionismo, el PSC busca una vía intermedia que la polarización política en Cataluña pone cada vez en una franja más estrecha. Autoubicado en ese espacio, el líder de la formación Units per Avançar (herederos de UDC) y ex consejero Ramon Espadaler señaló a Iceta como «la voz del catalanismo que nos permitirá recuperar la concordia». «Redentor» Por su parte, y aludiendo de manea directa al PSC, el presidente y candidato del PPC, Xavier García Albiol, exigió a Miquel Iceta que deje de actuar como «redentor del independentismo» y de «hacerse perdonar» el apoyo del PSOE al Gobierno para la aplicación del artículo 155 de la Constitución, informa Efe. Albiol criticó, durante la presentación de la candidatura de su partido por Tarragona, las palabras del día anterior del líder socialista, que manifestó su deseo de que los políticos presos sean liberados para que puedan participar en la campaña electoral. Pese a ello, el presidente del PPC reiteró a los socialistas, y también a Ciudadanos, que se comprometan a sumar si logran juntos una mayoría en el Parlamento catalán, fijándose como una prioridad recuperar la normalidad en la escuela pública catalana frente a lo que definió como adoctrinamiento.
  5. La grave crisis política acaecida en Cataluña ha desviado la atención de otros problemas importantes, como el aumento de la inmigración irregular, cuyo tratamiento urge abordar cuanto antes con el fin de encontrar soluciones eficaces a corto y medio plazo, ya que las continuas y crecientes oleadas de sin papeles que llegan a las costas españolas supone uno de los mayores desafíos que afrontan las autoridades nacionales y comunitarias, tanto a nivel social como de seguridad. Los cientos de inmigrantes que han sido rescatados el pasado fin de semana en aguas de Murcia y del Estrecho de Gibraltar, gracias a la excelente labor llevada a cabo por Salvamento Marítimo y las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, son tan solo una de las múltiples avalanchas de pateras que han organizado las mafias durante las últimas semanas, aprovechando las favorables condiciones meteorológicas. En lo que va de año, ya son más de 15.000 los inmigrantes rescatados, superando en cerca de 2.000 el número de entradas registradas el pasado ejercicio tanto por mar como por tierra, evidenciando así la acuciante necesidad de adoptar medidas para combatir el lucrativo negocio del tráfico de personas y garantizar una política migratoria legal y ordenada. El desafío secesionista ha monopolizado el debate público y buena parte de la actividad política en los últimos meses, desplazando de la agenda asuntos que, sin duda, también resultan prioritarios para el interés general del país. La costa española no solo es una frontera nacional, sino comunitaria. España y el resto de socios europeos deben trabajar juntos en la consecución de una auténtica política común en esta materia para frenar la llegada masiva de irregulares, facilitar la integración social de los inmigrantes y reforzar la seguridad.
  6. Siete de cada diez catalanes creen que las elecciones autonómicas del 21 de diciembre serán más importantes que las anteriores, una opinión que crece, significativamente, entre los votantes del PP y de Ciudadanos, según la última encuesta de GAD3 para ABC. Y es esa percepción de trascendencia la que impulsa la participación hasta niveles históricos: el 82 por ciento de los catalanes podría acudir a las urnas el 21-D, cinco puntos más que en las elecciones de 2015. Todo parece indicar que esa mayor movilización beneficiará a los partidos constitucionalistas, que habitualmente sufren un retroceso en el número de votos en las autonómicas respecto a las generales. Esa tendencia podría romperse ahora. Solo 8.000 votos separan hoy por hoy a las tres fuerzas separatistas (ERC, Junts pel Catalunya y CUP) de las tres constitucionalistas (Ciudadanos, PSC y PP): 1.974.000 frente a 1.966.000. Las elecciones se decidirán por muy pocas papeletas. Ahora mismo, el partido de Inés Arrimadas está a 34.000 votos de ERC, el primero en la encuesta de GAD3. La movilización histórica del 21-D recompensará, previsiblemente, a Ciudadanos y al PSC, lo que indica que se producirá en sectores de centro izquierda. El partido que lidera Albert Rivera obtendrá 235.000 votos más que en las autonómicas anteriores, mientras que la formación de Miquel Iceta ganará otros 135.000 votos. Entre ambos suben 370.000 votos, mientras que el PPcae apenas 9.000 respecto a los comicios pasados. Caída de la CUP El balance de los constitucionalistas es claramente positivo: 361.000 votos más que en 2015. Frente a ellos, los independentistas solo suman otros 17.000 votos. ERC y Junts pel Catalunya obtendrán 1.730.000 papeletas, 109.000 más que hace dos años. Pero al presentarse en listas separadas, pueden perder hasta tres escaños. El desplome de la CUP, que se deja 92.000 votos por el camino, arrastra al conjunto de los separatistas. Los «comunes» de Ada Colau también pierden fuelle ante las elecciones del 21 de diciembre, al pasar de los 366.000 votos de Catalunya Sí que es Pot en 2015 a los 330.000 de Catalunya en Comú: 36.000 votos menos. Los partidos que defienden el orden constitucional basarán buena parte de su campaña en la movilización de un electorado que se activa más en las elecciones generales que en las autonómicas. El punto culminante se produjo en las elecciones al Congreso de 2008, cuando solo el PSClogró casi 1,7 millones de votos, y el PP fue el tercero, con 610.000. Entre los dos rozaron los dos millones y medio. En las generales de 2011, el PSC cayó pero aún así consiguió 922.000, y el PP subió hasta los 716.000. Diferencia con las generales El diferente comportamiento del electorado en las autonómicas se ve en estos datos:en 2010, el PP logró 330.000 votos menos que en las generales de 2011. En las autonómicas de 2015 llegó a los 348.444 votos, frente a los 464.538 de las generales de 2016. En el PSC, el retroceso en las autonómicas también es significativo: en 2010, solo sumó 570.316 votos al Parlamento catalán, después de haber obtenido casi 1,7 millones en las generales dos años antes. En las autonómicas de 2012, bajó a 523.000, frente a los 922.000 de las generales de 2011. El caso de Ciudadanos es diferente, pues hasta 2015 no se presentó como partido nacional a unas generales. En las autonómicas de ese año alcanzó los 734.000 votos, casi 250.000 más que en las generales. En este partido que naació en Cataluña operaría el mismo efecto que en los partidos nacionalistas.
  7. La partida se juega en Barcelona, pero ante unos comicios en el que se prevé un equilibrio entre el bloque independentista y el constitucionalista, el peso de las provincias puede resultar decisivo. Del mismo modo que el reparto de diputados en unas generales hace que las provincias con menor población estén proporcionalmente sobrerrepresentradas, otro tanto sucede en Cataluña. Tarragona (18), Gerona (17) y Lérida (15) llevan al Parlament más diputados en proporción que la más poblada Barcelona (85), una distribución que históricamente ha favorecido a las fuerzas nacionalistas, ahora independentistas, con más penetración en la Cataluña interior que en la Barcelona metropolitana. Sucedió en los comicios de 2015, y volverá a suceder, con matices, en los de diciembre de este año, según anticipa la encuesta de GAD3 para ABC. Fruto de una ley Electoral que no se ha cambiado desde la transición –al nacionalismo nunca le ha interesado, por razones obvias– Barcelona lleva al Parlament a 85 diputados frente a los 100 que le tocarían por población, una infrarrepresentación que beneficia al resto de provincias, que aportan 50 diputados cuando atendiendo a su peso real deberían llevar únicamente 35. Sobre este desequilibrio se hace el reparto. Así, Junts per Cataluña (JpC), ERCy la CUP sumarán en Lérida los mismos diputados que en 2015 (11), mientras que Cs repetirá con dos y el PSC con 1. El PPpodría quedarse sin representación. En Gerona, junto con Lérida la más nacionalista, las fuerzas independentistas se llevarían entre 11 y 12 diputados (12 en 2015), mientras que Cs podría ganar un acta (hasta 3) y el PSC otra (hasta dos). En Tarragona el equilibrio se mantiene, con aumento de Cs que, como segunda fuerza, tiene mejor suerte en el reparto de restos (ley d’Hondt). Las provincias pueden decidir.
  8. Estamos a casi un mes de las elecciones de Cataluña, las más determinantes de cuantas hayamos vivido en España. Su transcendencia traspasa nuestras fronteras: el mundo es consciente de que el futuro de Europa se juega en las urnas de Cataluña. El seguimiento del día electoral será comparable con las presidenciales que le dieron la victoria a Trump el año pasado, o a Obama en 2008. En Europa, sólo los referéndums del BREXIT, de la independencia de Escocia o del rescate de Grecia, tuvieron un seguimiento comparable. El resultado es altamente incierto por la cantidad de anomalías que ha vivido Cataluña, especialmente, desde el 6 de septiembre. Nunca habíamos detectado en GAD3 tanta volatilidad de voto entre una semana y la anterior. No descarten nada. En todo caso, en el análisis hay que tener en cuenta dos factores que condicionan el resultado electoral y que influyen en la dinámica de los bloques en la que el procés ha instalado a la sociedad catalana. El primer factor es que el sistema electoral premia a los partidos con mayor apoyo en las provincias menos pobladas, es decir, a los nacionalistas. Hasta tal punto que un tercio de los escaños a favor de la independencia los proporcionan Lleida y Girona con sólo un 15% de la población. Lleida y Girona son claves para el independentismo como Michigan y Wisconsin lo fueron para Donald Trump, gracias a los cuales gobierna a pesar de tener 3 millones menos de votos que Hillary Clinton. El otro factor es la participación. Si hasta 1995, los partidos nacionalistas tenían mayoría absoluta, no sólo de escaños sino también de votos, era gracias a su principal aliado: la abstención. ¿Para qué molestarse en votar cuando el Govern de dedica a gobernar? Ahora bien, cuando el Govern ha pretendido privar a la población catalana de sus derechos como españoles y como europeos, una parte de la población catalana se ha revelado acudiendo a las urnas. Si hace dos años la participación fue del 77,5% ahora superará el record histórico de 1982, las del cambio socialista, donde acudieron a votar en masa los electores tradicionalmente abstencionistas del cinturón metropolitano de Barcelona. La participación entonces fue del 81%, ahora es difícil calibrar su techo, lo que sí es posible anticipar es que será la más elevada de la historia electoral de Cataluña.
  9. José Manuel Maza ha entregado a su sucesor, sea quien sea el que proponga el Gobierno, el legado de un Ministerio Fiscal a la vanguardia de la defensa de la Constitución y de los derechos y libertades de los españoles. Su actuación como máximo responsable de la Fiscalía frente al desafío separatista es histórica. La sucesión de querellas del Ministerio Público contra los responsables del movimiento insurreccional en Cataluña ha abierto un camino legal sin marcha atrás por el que nadie había transitado, confeccionando unas acusaciones extremadamente difíciles, como la de rebelión y sedición, y dando a la defensa de la Constitución un refuerzo penal inédito. Gracias a la determinación y a la iniciativa de Maza, el secesionismo catalán está recibiendo el reproche que merecía en los tribunales penales. Como él mismo declaró en una entrevista, lo que estaban haciendo los independentistas no era política, «era delito». Aquella gratuita reprobación que recibió Maza del Congreso de los Diputados, alimentada por una manipulación interesada de las tensiones internas de la Fiscalía, queda hoy relegada frente al excelente resultado de lo que apenas ha sido un año de mandato, quebrado por su muerte inesperada. El fallecimiento súbito de José Manuel Maza, excelente jurista comprometido con los valores del Derecho y la Justicia, descarga en el Gobierno la responsabilidad de designar un sucesor que garantice tanta confianza y seguridad como él en la dirección del Ministerio Fiscal y de las acciones penales contra los responsables del golpe separatista. No es fácil asumir ni ejercer la jefatura de la Fiscalía y a veces exige tomar decisiones que chocan con intereses corporativistas, lo que aconseja que el fiscal general no sea en todo caso un fiscal en activo. La libertad de criterio frente a presiones internas debe ser una condición imprescindible del sucesor de Maza, quien debe combinar el reconocido prestigio como jurista que exige el Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal con dotes suficientes para el mando de un cuerpo de funcionarios situado en primera línea de la atención informativa, con un enorme poder de influencia a través de la dirección de la policía judicial y del ejercicio de las acciones penales. La transición en la Fiscalía General del Estado debe ser rápida, porque una institución como el Ministerio Público, de rango constitucional, ha de tener una dirección estable, sin provisionalidad. El momento es crítico porque el Ministerio Fiscal es un factor de vertebración de la acción de la Justicia y, en este momento, la Justicia está depurando las responsabilidades del segundo golpe anticonstitucional perpetrado desde 1978. Gracias a las querellas firmadas por José Manuel Maza, no habrá impunidad para los rebeldes separatistas.
  10. ¿Qué desafíos tiene pendiente la Fiscalía? Fundamentalmente el reto independentista catalán. José Manuel Maza firmó con su propio nombre y cargo las dos querellas por rebelión presentadas en el Tribunal Supremo y la Audiencia Nacional contra Carles Puigdemont, sus consellers y los miembros de la Mesa del Parlament. El nuevo fiscal general del Estado «heredará» esta investigación que tardará años en producir una condena o absolución. Otra causa: los 712 alcaldes que colaborraon en el 1-O Se trata de otro de los procesos contra el independentismo. Maza ordenó que se citara a 712 alcaldes independentistas que colaboraron en el referéndum ilegal. Continuar investigando, o no, estos eslabones del «procés» será otra responsabilidad de su sucesor ¿Quién nombra al fiscal general del esatdo? Tanto el nombramiento del fiscal general del Estado como su cese lo firma Su Majestad el Rey. La toma de posesión tendrá lugar ante el Pleno del Tribunal Supremo. ¿Solo interviene el Gobierno? No. El candidato necesita obtener el aval del Consejo General del Poder Judicial, el órgano de gobierno de los jueces. El Pleno del CGPJ debe valorar si el candidato reúne los méritos y requisitos exigidos para tan alto cargo, y avalar, por tanto, la idoneidad del nombre propuesto por el Consejo de Ministros. También tiene que ser oído en la Comisión de Justicia del Congreso de los Diputados, que también debe dar su aval. Los tres poderes del Estado La Constitución española establece, en el artículo 124, que el nombramiento del fiscal general se hace mediante el procedimeitno descrito para que cuente con el beneplácito de los tres poderes del Estado: el Consejo de Ministros (Ejecutivo), el CGPJ (Judicial) y el Congreso (Legislativo). ¿Qué requisitos se le piden para acceder al cargo? Debe ser un jurista de reconocido prestigio y con más de quince años de ejercicio efectivo de su profesión. Previsiblemente, el Gobierno buscará un jurista con características similares a las de Maza, que fue nombrado para contar con un perfil más adecuado que el Consuelo Madrigal de cara al desafío independentista.
Spanish Afrikaans Arabic Catalan Chinese (Traditional) Dutch English French Galician German Greek Hebrew Hindi Icelandic Irish Italian Japanese Portuguese Russian Serbian

logo fse 190

Recomendamos

Imágenes al azar

¿Quén está en línea?

Hay 18 invitados y ningún miembro en línea