leonardoUn historiador aficionado asegura haber encontrado la tumba de la mujer florentina del Renacimiento que inspiró a Leonardo da Vinci para pintar la 'Mona Lisa'. Giuseppe Pallanti, maestro de economía en un instituto de Florencia que escribió un libro acerca de la Mona Lisa, ha descubierto enterrado un certificado de defunción que muestra que Lisa Gherardini, que según algunos inspiró al artista para su pintura, murió el 15 de julio de 1542 en Florencia y está enterrada en un convento en el centro de la ciudad toscana.

Tal vez Leonardo eligió a una mujer como muchas otras. Ella no pertenecía a la nobleza, ni era una princesa. Era una mujer de familia", ha explicado Pallanti este viernes. Lisa Gherardini nació en 1479 y se casó con un rico comerciante de sedas, Francesco del Giocondo. Ha sido vinculada al célebre cuadro, conocido como 'La Gioconda', porque Giorgio Vasari, un artista del siglo XVI y biógrafo de Leonardo y otros artistas, escribió que da Vinci pintó un retrato de la esposa de del Giocondo.

Además, según ha indicado Pallanti, el padre de Leonardo, Piero da Vinci, era vecino y amigo del Giocondo. "No soy un historiador de arte", ha añadido. "Pero es difícil pensar que Vasari mintiera". Sin embargo, Alessandro Vezzosi, experto en Loenardo y director de un museo dedicado a éste en su ciudad natal de Vinci, ha recordado que Pallanti es un investigador respetado cuyo trabajo arroja luz sobre Gherardini. Pero discrepó de la idea de Pallanti y dijo que Lisa Gherardini no fue la mujer retratada en la obra colgada en el Museo del Louvre en París "Hay un error básico en decir que ella es la Gioconda real", señaló Vezzosi.

Una carta escrita por Leonardo indica que la Mona Lisa fue probablemente la amante de uno de los mecenas del artista, el aristócrata florentino Giuliano de Medici, dijo Vezzosi. "Eso no quiere decir que él no haya pintado también a la esposa del Giocondo", añadió, pero agregó que ese retrato no ha sido ubicado.

Vasari también escribió que el retrato de Gherardini era notable por la hermosa manera en que fueron pintadas las pestañas y cejas de la mujer, algo que está ausente en la obra más famosa de da Vinci, subrayó Vezzosi.